Curiosidades sobre los ojos

1. Dormir con un ojo abierto

En algunos animales más que un refrán, lo de dormir con un ojo abierto es toda una realidad y es que, por ejemplo, los delfines duermen con un ojo abierto. Esto se debe a que deben mantener la mitad de su cerebro “despierto” para poder respirar -y no morir mientras duermen-. Dejan, por tanto, “apagado” uno de sus hemisferios cerebrales, mientras la otra mitad controla las funciones vitales, sobre todo la mencionada: la respiración. Durante el proceso de sueño, el delfín ralentiza su metabolismo y se queda prácticamente inmóvil.

 

2. La magia del parpadeo

Los seres humanos parpadeamos más de 14.000 veces al día; una media de unas 17 veces por minuto. Un promedio de 4.200.000 de veces al año. El ordenador, la tableta o el móvil frenan esta frecuencia, pues nos hace fijar mucho la atención y que nos olvidemos de parpadear tan a menudo. En cuanto a los animales, ya hemos visto que algunos carecen de párpados, como los peces, las serpientes y los insectos. En contrapartida, los camellos, tienen tres párpados, lo que le es de utilidad para protegerse de las tormentas de arena del desierto.

 

3. ¿Cuántos colores puede distinguir el ojo humano?

El ojo humano sano es capaz de distinguir 10 millones de colores diferentes. Sin embargo, alrededor de un 12% de la población es capaz de ver algunos millones de colores más que el resto. Se trata de una mutación genética ocular que poseen algunas mujeres y que les permite ver más allá que el ojo común. Se denomina tetracromatismo y define la posesión de cuatro tipos diferentes de células cono en el ojo para la recepción de información de color.

 

 

4. ¿Cuánto tiempo solemos mantener los ojos cerrados?

Sin contar el tiempo que mantenemos los ojos cerrados mientras dormimos, pasamos aproximadamente un 10% del día con los ojos cerrados. ¿La causa? Muy sencilla y hemos hablado antes de ello: el parpadeo. Otra curiosidad relativa a los ojos es que a pesar de que nuestra nariz y nuestras orejas siguen creciendo a lo largo de nuestras vidas, los ojos permanecen con el mismo tamaño desde el nacimiento hasta nuestra muerte.

 

 

Fuente extraída de: https://goo.gl/kp6p67

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *